Ventas

¿Qué es el Growth Hacking? Consejos para tu Empresa


info@tehuentec.com - 19 marzo 2020 - 0 comments

La mercadotecnia actual, se basa en diferentes estrategias, formas de relacionarse y de interactuar con los clientes y posicionar un producto o marca en particular, para alcanzar un objetivo específico y poder lograr calar en la audiencia y obtener resultados satisfactorios, ahora bien, definir el Growth Hacking, parte desde la base entender que esta realidad de mercadotecnia actual cambia constantemente y que los gustos, modos de comprar, de aproximarse a un producto o marca de los usuarios han cambiado y siguen cambiando con el paso del tiempo. Por esto hay que tener una definición clara de lo que es el termino, por lo que no se trata de una moda, no es solo marketing, ni una sola estrategia para la venta o el posicionamiento de un producto o marca en particular en internet.

¿Cómo definiríamos el Growth Hacking?

El Growth Hacking, se puede definir como, “Las estrategias utilizadas al crecimiento y posicionamiento de una marca, producto e inclusive a una empresa, en donde se emplea directamente las más avanzadas técnicas de mercadotecnia, con suficiente creatividad y habilidad para alcanzar el posicionamiento y venta de los diferentes productos y finalmente hacer que a través de las redes sociales puedan calar a mas número de seguidores y se conviertan en viral.

Es importante destacar que el Growth Hacking, utiliza para su estructuración el pensamiento analítico, además de que las estrategias deben ser medibles y ser ajustables a variables definibles que se comportan de manera diferente a las técnicas de mercadotecnia tradicional, para hacer crecer el producto digital de manera exponencial.

El Growth Hacking, Involucra procesos, técnicas, tendencias, programación y estrategias de marketing bien definidas adaptables en principio a startups, con las cuales se podían generar crecimientos extraordinarios y que a su vez permiten la continuidad en el tiempo, la aceleración del crecimiento, la medición de resultados y mínimas inversiones, que redundan en menor plazo y más eficacia, adaptables a cualquier empresa, marca o producto.

¿Cómo empezó el Growth Hacking?

Si bien el término fue introducido en el 2010 por Sean Ellis, ya se usaba pero sin que se entendiera de esta forma el concepto, de escalabilidad, crecimiento y posicionamiento de marca, por lo que éste optó por definirlo con el término de Growth Hacking, haciendo que se revolucionara la forma de comercializar y de crecer un producto.

Por otro lado con la introducción de este extraordinario concepto, han surgido nuevas profesiones que se apuntan a valorar las capacidades, habilidades y herramientas que potencien la escalabilidad y crecimiento del producto, empresa o marca con el que se está trabajando.

El término Growth Hacking, ha puesto en boga las capacidades de las personas que se dedican al desarrollo de campañas de mercado, por lo que se apuesta por personas con verdadero sentido creativo, innovador, curioso, analítico, aparte del conocimiento meramente técnico de mercado y mercadotecnia, haciendo de estos una nueva terminología como es el de Growth Hacker.

¿Cómo implementar el Growth Hacking?

Ahora bien, el Growth Hacking, puede implementarse en cualquier empresa, marca, producto o servicio, por lo que es importante tener en cuenta que la base de todo es la creatividad y la vistosidad con que se realiza y ejecuta la estrategia.

Por lo que es de suma importancia saber las Características del Producto, marca, servicio o empresa, para poder iniciar un recorrido hacia el crecimiento exponencial, de la misma manera se debe tomar en cuenta las Características de los Usuarios, su comportamiento y patrón de consumo y estructuración hacia los productos ofrecidos.

De esta manera se pueden definir las Ventajas, respecto a otros productos similares, comparándolas y ofreciendo un plus a esos usuarios potenciales o prospectos que seguirán las campañas de mercado, haciendo que estos tengan interés y sean Atraídos por sus características y su vinculación con los hechos concretos de su patrón de consumo y su interacción con el mundo cotidiano.

Para implementar el Growth Hacking, se pueden utilizar campañas como las de Estrategias de Referidos, en el que se le ofrece al usuario una recompensa por recomendar y referir otros clientes para que se hagan con el producto.

De la misma manera se pueden utilizar la Estrategia de Remarketing, en las que se sigue las tendencias de compras del usuario y se establece un patrón de consumo, en donde se dirigirá la atención de la campaña. Otra Estrategia muy utilizada es la de Versiones Pruebas o Demos, en donde la empresa ofrece un producto en determinado periodo con las características básicas para que sea probada y recomendada por los usuarios.

Objetivos generales de esta herramienta

Es un hecho concreto que el Growth Hacking, debe Promover la Viralidad, por lo que es necesario que sea siempre exponencial y permitir que llegue a muchos usuarios que tengan los mismos intereses y compartan un mismo estilo de vida. Además un buen Growth Hacking, debe ofrecer una escalabilidad y medición acorde, es decir, que debe propiciar el conteo y la Medición Continua, para saber en qué lugar se encuentra de escalabilidad.

El objetivo final del Growth Hacking, debe permitir crear un grupo de usuarios dispuestos a ser los primeros en hacerse por el producto y viralizarlo, de manera sistemática y casi natural, por lo que es conveniente crear Fidelidad. Por lo que la estrategia del Growth Hacking, es en resumidas cuentas tener un FIT con el Mercado, Generar Clientes y hacer Crecer el Producto, de manera creativa, analítica y programada.

El Proceso que puede llevar al Growth Hacking, de manera sistémica, coordinada y analítica empieza con la construcción de Objetivos que sean viables, sostenibles, realistas y que se puedan alcanzar en un periodo determinado.

Nunca hay que descartar la experimentación racional y creativa a la hora de implementar una estrategia para hacer crecer el producto, aprendiendo en el proceso para mejora e ir generando un historial de estrategias que puedan ser compatibles con un grupo determinado en un periodo determinado y desechar las que no hacen que al final crezca el producto.

De esta manera, se optimizarán los diferentes procesos y se podrán lanzar campañas más adecuadas que satisfagan las características y términos de los diferentes usuarios, mejorando los procesos, haciendo que potencialicemos el producto, acelerando el crecimiento y desechando procesos que no corresponden a un buen comportamiento de mercado.

Dejanos tu Valoracion

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contactanos







Whatsapp
1
Hola!
En qué podemos ayudarte?